¡Feliz miércoles a todos! Hoy hablamos con la autora Pilar González, responsable de la novela el ‘El espejo egipcio’, que tuve el placer de reseñar hace unas semanas. ¿La conocemos un poco más a fondo?

¿Cuáles han sido tus influencias a la hora de escribir? ¿Cómo comenzaste?
Mis referentes literarios han sido Manuel Mújica Láinez, Carlos Ruiz Zafón, Matilde Asensi, José Saramago, y Gustavo Adolfo Bécquer, entre otros.
Comencé a escribir en la adolescencia, en principio poemas, reflexiones y pequeños relatos, como una forma de expresar mis sentimientos, porque entonces era una persona tímida y la escritura me servía para liberar aquello que tenía dificultad de comunicar de otro modo.

Si tuvieras que elegir algún libro de tu infancia/adolescencia/vida adulta, ¿cuál sería?
Me resulta complicado elegir un solo libro porque hay muchos que me han encantado, pero recuerdo uno que, en mi adolescencia, fue importante y muy entrañable: ‘El principito’, de Antoine de Saint-Exupéry.

¿Qué libros has escrito?
Comencé escribiendo libros relacionados con el desarrollo personal y la autoayuda, ahora estoy más centrada en la novela. Los títulos son:
‘El despertar de Abelia’, en el que presento una visión diferente del Tarot. Las láminas se presentan como vehículo espiritual y de desarrollo personal. Son el motor del cambio en la vida de Abelia, que nos sirve como ejemplo, y en cualquiera de nosotros. Ella desea alcanzar sus sueños y se encuentra con un sendero marcado por los veintidós arcanos mayores del tarot.
‘Fluir con la vida’, un libro que ayuda a ser más feliz y a gestionar las emociones: miedo, culpa, rabia, tristeza, etc. Contiene una serie de ejercicios prácticos muy fáciles de hacer. Lleva más de un año en los primeros puestos de la lista de Bestseller de Amazon, en la categoría de desarrollo personal y autoayuda. Ha sido traducido al inglés y dentro de poco también estará disponible en audiolibro. Fue uno de los cinco finalistas en el I Premio Espiritualidad convocado por la editorial Martínez Roca.


‘Cómo superar tu timidez’, otro libro que ayuda a quienes quieren superar la timidez, a aquellos que quieren liberarse de las limitaciones que esta les impone, a aquellos que necesitan más seguridad, autoestima y confianza.
‘El espejo egipcio’,  una novela de suspense, intriga y misterio y ‘Publica tu libro con Éxito’, una guía para escritores. Ayuda a conseguir visibilidad y lectores, a publicar en Amazon con éxito. Incluye abundantes imágenes y ejemplos para facilitar la tarea de publicación y de promoción.

De los personajes que has creado, ¿con cuál te quedarías?
Creo que no puedo elegir uno solo, me quedaría con todos los personajes protagonistas de las obras que he escrito, Abelia, de mi libro ‘El despertar de Abelia’. Dago, de ‘El espejo egipcio’, Andrea, de ‘La constelación del olvido’, novela que aún no está publicada, pero que va a salir este próximo año, y también me quedaría con algunos personajes secundarios como la madre de Dago.

¿Cuál no te gustaría conocer nunca?
De momento no hay ninguno que no me gustara conocer.

¿Qué tienes pensado seguir escribiendo?
Pues como te he dicho antes, acabo de terminar otra novela titulada ‘La constelación del olvido’, que publicaré en unos meses. En esta ocasión narro la historia de una saga de mujeres intrépidas, marcadas por los designios de sus épocas, que tienen la fortaleza de lidiar con padres y maridos, con costumbres sociales machistas e intransigentes, con la guerra, la miseria y la enfermedad.
Ahora estoy escribiendo novela negra, una trama de asesinatos en serie con una detective como protagonista.

¿Cómo crees que ayuda la autopublicación? ¿Crees que el sector editorial está saturado?
Creo que en este momento la autopublicación es una herramienta genial para los escritores, incluso diría que casi la única opción para autores desconocidos, ya que publicar bajo un sello editorial es prácticamente imposible. Las editoriales tradicionales solo apuestan por autores consagrados.
En cuanto a la saturación del sector editorial pienso que no, que el mercado no está saturado, la cantidad de libros que se publican hoy en día no es un problema, al contrario, me parece fantástico que haya una oferta tan amplia, sobre todo para el lector que tiene mucho donde elegir. Creo que lo que falla son los incentivos para generar interés por la lectura, y el apoyo institucional a la cultura en general y a la literatura en particular.

Además de escribir, ¿qué otras cosas haces en tu tiempo libre?
Cosas muy variadas; voy al teatro, al cine, me gusta escuchar música y, por supuesto, leer, pero sobre todo me gusta rodearme de personas queridas, amigos y familia, y compartir el tiempo con ellos.

Si pudieras viajar al pasado y conocer a un personaje, ¿cuál sería?
Nunca lo había pensado. Me gustaría conocer a Jesucristo.

Si tuvieras que recomendar tu novela en una palabra, ¿cuál sería?
Atrapa.

¿Cómo solucionas la dichosa página en blanco?
Escribiendo.

Un consejo para los escritores que te están leyendo…
Creo que cada escritor debe buscar y encontrar aquello que le sirve a él. Lo que a mí me sirve es disfrutar con lo que escribo y dejarme llevar por la historia. Necesito en un primer momento espontaneidad, escribir, escribir y escribir, sin cortapisas, sin imposiciones, luego revisar y corregir, revisar y corregir, revisar y corregir… Esto puedo reducirlo a dos palabras: constancia e ilusión.

¿Por qué hay que leer tu libro ‘El espejo egipcio’?
Hay que leerlo porque tiene todos los ingredientes necesarios para hacerlo atractivo, entretenido, y enganchar desde el principio: un espejo misterioso, la magia de Egipto, otros escenarios también mágicos como Sevilla, Frigiliana o Granada; un protagonista con el que es fácil empatizar, pues habla en primera persona; un lenguaje sencillo con abundantes diálogos, una buena dosis de acción, unos personajes creíbles, algunos históricos y otros muy peculiares; una desaparición, varios asesinatos y, además, un final sorprendente que nadie puede imaginar.