La entrevista de hoy es muy especial. He tenido la oportunidad de conocer desde la distancia y gracias a la magia de internet a Ysabel Rada, una magnífica narradora y una bellísima persona. Y sobre todo, una superviviente del naufragio del Costa Concordia.

Porque Ysabel Rada fue testigo de lo que sucedió en las aguas de la isla de Giglio, el terrible accidente del crucero Costa Concordia. Justo hoy se cumplen 7 años de aquella tragedia que se llevó por delante la vida de 32 fallecidos. Y justo hoy he pensado compartir con vosotros la entrevista con Ysabel, que contó todo lo que vivió aquella noche en ‘Mi última noche en el Costa Concordia’. ¿Empezamos?.

¿Cuáles han sido tus influencias a la hora de escribir?
Una de mis mayores influencias ha sido Marcel Proust por ese trabajo de introspección en el que, recordando todo su pasado y dándose a la tarea de rescatar recuerdos nítidos y sensaciones, logró retratar su vida en una narración donde se colocó como narrador omnipotente de su escritura autobiográfica. Lo finamente descriptivo de su narrativa me impresionó y encantó de tal manera que quede impregnada de su esencia.

¿Cómo comenzaste a escribir?
Realmente mi preparación profesional es de Investigadora en Ciencias Sociales, especializada en el área de la Criminología, realizando estudios de campo y proyectos de investigación en esta área del conocimiento. De alguna manera, esto me acercó mucho a la lectura y escribir, pero no a nivel de un libro. Después de lo sucedido en el naufragio del Costa Concordia, el 13 de Enero del 2012, en la Isla de Il Giglio, Italia, surgieron en mí unos deseos imperiosos de narrar la verdad del hecho ocurrido, describiendo cada detalle de lo sucedido aquella noche y al mismo tiempo en la medida que escribía se hacía terapéutico para mi liberar aquella serie de eventos terribles que me marcaron y que finalmente puede plasmar en mi libro ‘La última noche del Costa Concordia’.

Si tuvieras que elegir algún libro de tu infancia/adolescencia/vida adulta, ¿cuál sería?
En mi infancia ‘El principito’ de Antoine de Saint-Exupéry, en la adolescencia ‘El puente hacia el infinito’, de Richard Bach y en la vida adulta ‘Como usé la verdad’, de Emilie Cady.

¿Qué libros has escrito?
‘La Última noche en el Costa Concordia’ es mi primer libro, sin embargo tengo nuevos proyectos en el horizonte de mi vida entre líneas, lápices y hojas…

De los personajes que has creado, ¿con cuál te quedarías?
En mi libro por ser un testimonio, no hay creación de personaje alguno, todos somos reales y escribí desde nuestras experiencias terribles y otras afortunadas del suceso de aquella noche del viernes 13 de Enero.

¿Cuál no te gustaría conocer nunca?
En realidad me gustaría conocerlos a todos, en especial a un marinero que me guió a puerto seguro y también sería sumamente interesante conocer al Capitán Francesco Schettino.

¿Qué tienes pensado seguir escribiendo?
Tengo un proyecto de crónicas de amor, que serán tres historias basadas en hechos reales de esos amores que parecieran de ficción. Y tengo una hermosa propuesta de un cuento para niños de un personaje real basado en las aventuras de un perrito llamado Firulais, de como cambió su vida desde que nació en Venezuela y sus viajes hasta llegar a Noruega.

¿Cómo cres que ayuda la autopublicación? ¿Crees que el sector editorial está saturado?
La autopublicación brinda libertades desde todo punto de vista, en lo creativo, el comó direccionar el destino del libro en el mercado, el diseño, la publicidad, las relaciones profesionales a los que puedes establecer en el mundo literario, la comercialización la define uno mismo bajo la óptica asertiva de negociaciones bajo la premisa de ganar-ganar, en fin es la libertad absoluta de crear con tu libro tu propia prosperidad.
Con respecto a la saturación del sector editorial, pienso que más bien están siendo cautos ya que existe una gigantesca amenaza con plataformas como la de Amazon, que de alguna manera se les está presentando como una vorágine propuesta por las nuevas tecnologías de la información y el conocimiento.

Además de escribir, ¿qué otras cosas haces en tu tiempo libre?
Amar. Viajar. Comer

Si pudieras viajar al pasado o conocer a un personaje, ¿cuál sería?
Al Principito

Si tuvieras que recomendar tu novela en una palabra, ¿cuál sería?
¡Vívido!

Un consejo para los escritores que te están leyendo…
Una historia como superviviente puede ser mucho más poderosa que mil consejos. Bajo esta premisa la inspiración del libro se desarrolló desde un momento aterrador a un mensaje inspirador. Ideal para los lectores que buscan deleitarse con una buena historia sin dejar de lado su crecimiento personal. Es un surgir de la muerte a la vida, un despertar a la conciencia con propósito.