Vayamos a por el martes con una nueva reseña. En esta ocasión se trata de ‘El mar cuando nos habla’, con la que Francisco Javier Rodenas se presentó al Premio Literario Amazon 2018.

Sinopsis: La novela arranca en la ciudad francesa de Narbonne, donde Mario, uno de los protagonistas, viaja para arrojar al río las cenizas de sus esposa. Sin embargo, en el último instante, decide lanzarse él también al agua. Solo la intervención de un enigmático anciano que aparece de repente, evita que ocurra. Jean, que es el nombre del recién llegado, le confiesa que necesita su ayuda. Siente cerca el final de su vida y, en las últimas semanas, ha cobrado fuerza en su interior la necesidad de resolver un asunto que tiene que ver con un pasado que no recuerda a causa de un accidente. Mario se resiste en un principio a ayudar a aquel desconocido, pero termina accediendo convencido de que ya no le queda nada por lo que seguir respirando. El punto de partida no invita precisamente al optimismo. Jean solo cuenta con una vieja fotografía y el recurrente recuerdo del mar y de las amapolas. No obstante, eso no es obstáculo para que emprendan un viaje al pasado con tal de recuperar las piezas de un puzzle lleno de sorpresas, de secretos, de muerte incluso. Pero, al mismo tiempo, es un viaje a la raíz misma de la naturaleza, de la de los dos. La presencia del mar, como también del espíritu de Berta, la esposa de Mario, será continua y fundamental a lo largo de su particular odisea.

Título: El mar cuando nos habla
Autor: Francisco Javier Rodenas
Páginas: 255
Valoración: 5/5

Estamos ante otra novela que llega al corazón y que conecta con el lector desde la primera página. ‘El mar cuando nos habla’ nos atrapa gracias a un inicio trepidante, lleno de emoción y dramatismo para luego invitarnos a un viaje entre el pasado y el presente que resulta en una propuesta de lo más interesante.

Uno de los aspectos que más han llamado mi atención es los personajes de Mario y Jean, dos hombres diferentes, de épocas y momentos distintos que conectan gracias a la misión que el anciano tiene entre manos. Una misión que se acaba transformando en un viaje de descubrimiento, sobre todo para Mario, al que siempre le acompaña la presencia de Berta, su esposa fallecida.

‘El mar cuando nos habla’ resulta muy grata de leer, en gran medida por la preciosista prosa Francisco Javier, pero también por esa trama tan adictiva que, como digo, logrará engancharos desde la primera página.

Ha habido momentos que me ha recordado a una de mis novelas favoritas, ‘La luz entre los océanos’, en la que el mar se configura como otro personaje más, uno indispensable paraque la novela alcance su total plenitud. 

Los saltos en el tiempo, que en ocasiones pueden resultar peligrosos y confusos para los lectores, aquí aparecen en la medida correcta y de una forma clara y definida.
Todo esto sumado a los valores tan bonitos que la novela transmite, hacen de ‘El mar cuando nos habla’ una verdadera delicia.