Viajamos a la recóndita y exótica India de la mano de la autora Clara Fuertes. ¿Listos y listas para iniciar un viaje utilizando los cinco sentidos? Con todos vosotros, ‘Luz de Abril’.

Sinopsis: A veces un solo viaje, un momento inesperado, un encuentro, unas manos que te rozan sin querer, una mirada que pasa a tu lado, puede llegar a ser suficientes para una vida entera, para cambiarlo todo, incluso un corazón roto, herido, triste, un corazón desesperado y huraño, un corazón que solo sabía cantar melancolías, recordarle y escribir cientos de interrogaciones en un cuaderno muy usado. Maldito cuaderno.
Mi madre me llamaba Luz de Abril, decía que a través de mis ojos se podía contemplar el mundo entero y la primavera. Yo siempre la creí. Él no lo hizo.

Título: Luz de Abril
Autor: Clara Fuertes
Páginas: 178
Valoración: 5/5

No puedo resistirme a este tipo de historias, ya que yo también soy de las que creo que un viaje puede cambiarte la vida o sanar un corazón herido. Me ha pasado.

Clara Fuertes no solo consigue emocionarnos con su relato, sino que nos traslada a la India y nos ahorra el transporte hacia allí, pues solo con sus palabras, con la belleza de sus frases y con esta historia tan maravillosa, hace que sintamos que estamos verdaderamente allí. Podemos ver la India, saborearla, olerla y sentirla y solo ha habido un libro que me haya provocado esa sensación, ‘El perfume’. Ahora Clara es la segunda que lo hace.
Podría decirse que ‘Luz de Abril’ es una oda al amor, como reza su subtítulo, pero en ocasiones pensamos que cuando se habla de amor uno se refiere al amor entre dos personas o al amor sexual. Yo creo que el amor del que Clara Fuertes habla es un amor que va más allá, es un amor hacia la vida de las personas, hacia lo que de verdad quieren hacer, hacia los viajes, hacia uno mismo… Es una historia donde el amor en el sentido más universal de la palabra es el verdadero protagonista.

La forma de narrar esta historia, al más propio estilo de la literatura de viajes, en forma de pequeños diarios a través de los que conocemos a nuestros poderosos e interesantes personajes, Abril, María y Sanjay. Bueno, la India también podría considerarse otro personaje relevante en esta historia llena de momentos dulces y enternecedores.

La prosa de Clara es simplemente sublime. Ha conseguido emocionarme en varios momentos, quizá porque he empatizado demasiado con lo que Abril nos cuenta. Mi fragmento favorito “…aguardo los atardeceres hasta que la luna se hace blanca en la oscuridad. Y lo hago por ella. Es la única forma de pedirle perdón“.