¡Feliz martes a todos! Seguimos con las reseñas del Premio Literario Amazon 2019, que casi casi está llegando a su fin. En esta ocasión, os presento la novela ‘Contracorriente’, de Patricia Alcantud Obregón, una historia que, sin duda, os llegará al corazón.

Sinopsis: Que la vida no es fácil… eso bien lo sabe Yurani. Ella es solo una niña. Una niña más, una niña de tantas, una niña que, como tal, está llena de sueños y necesidades afectivas. A sus doce años, se verá arrastrada por un mundo demasiado injusto para ella; un mundo al que no pidió venir, pero vino. Una niña a la que la vida no le pregunta si quiere ser fuerte, sino que le obliga a serlo.La pobreza y la falta de cariño son su pan de cada día. En un intento desesperado de salir de ese infierno en el que está metida, termina adentrándose en otro aún peor. La realidad la golpeará de lleno, en la cara y en el alma, al saberse engañada, sometida y esclava. Su mundo girará, a partir de ese momento, en una oscuridad que lo invadirá todo.El gran amor que siente hacia su hermana pequeña, será su único motivo para seguir viviendo, en una vida que ya no es vida; en un laberinto donde no parece existir salida.«Vuela»… Eso le gritará su corazón cada uno de sus días… y de sus noches. Y Yurani volará… le cueste lo que le cueste y aunque tenga que nadar a contracorriente.

Título: Contracorriente
Autor: Patricia Alcantud Obregón
Páginas: 415
Opinión:4/5

La novela ‘Contracorriente’ de Patricia Alcantud Obregón es una de esas que consigue remover el interior del lector en todos y cada uno de los sentidos, una historia que, al menos en mí, ha provocado dos sentimientos claramente enfrentados y diferenciados.

Por un lado, tenemos a nuestra pequeña protagonista, Yurani, que enternece al lector desde la primera página, al igual que sus vivencias y ocurrencias infantiles. Por otro, la autora nos somete a esa bofetada de realidad al contarnos el terrible destino que le depara a la pequeña niña. Es ahí cuando los dos sentimientos afloran en la lectura: el de maravilla ante lo bien hilado que está el relato y el de la vergüenza al saber que el destino que le depara a Yurani es el mismo al que se enfrentan cientos de niñas en muchos países.

A pesar de la dureza, la trama engancha y el lector desea saber si Yurani conseguirá escapar a su destino y saborear la libertad. La prosa de Patricia y la manera de narrar esta terrible realidad es muy hermosa, al igual que dura y dolorosamente real.

Lo único que no ha hecho que sea una lectora 10, en mi más modesta opinión, ha sido que en algunos momentos se me ha hecho demasiado dura.