Vamos a por el jueves con la secuela de ‘Lo que acecha: Los dos guerreros íberos’, titulada en este caso ‘Lo que acecha: Las puertas del infierno’, la candidata al Premio Literario Amazon 2019 de Samir Dabian Guerra y Rafael Muñoz Molina. Vamos a conocer qué me a parecido esta continuación de las aventuras de los agentes Montero y Xoel. ¿Me sigues leyendo?

Sinopsis: Los caminos de Montero y Xoel se han separado. El mercenario gallego, gracias a las indicaciones del diario del doctor Warnock, cruzará el océano Atlántico para seguir unas enrevesadas pistas por Sudamérica y encontrar una reliquia desaparecida hace siglos.
Mientras tanto, Montero comprueba en sus propias carnes cómo el Culto, la secta de servidores de los primigenios, ha salido de las sombras y no duda en sembrar la muerte y la destrucción en su objetivo de abrir las puertas del infierno.
Nuestros héroes se enfrentarán a una carrera contra el reloj para impedir el apocalipsis, aunque para ello tendrán una ayuda inesperada.

Título: ‘Lo que acecha: Las puertas del infierno’
Autor: Samir Dabian Guerra y Rafael Muñoz Molina
Páginas: 585
Opinión: 3,5/5
Volvemos a encontrarnos con Xoel y Montero en una nueva aventura que no dejará indiferentes a los fans del género. La secuela de ‘Lo que acecha: Los dos guerreros íberos’, me ha gustado, pero bien es cierto que disfruté mucho más la primera entrega que esta segunda. Esto es algo que me suele pasar y creo que en lo que a secuelas se refiere, resulta complicado superar a la novela/película original.

No me entendáis mal, la lectura de ‘Lo que acecha: Las puertas del infierno’ es realmente entretenida y goza de los mismos valores en alza que mencioné en la reseña de su primera entrega, con el añadido en esta última de una misteriosa reliquia perdida por el mundo de la que tampoco voy a hacer mucho spoiler, pero vital para el desarrollo de los acontecimientos.

La única pega que le he podido encontrar ha sido la extensión. Si bien la primera entrega se me hizo corta, esta segunda se ma hecho algo pesada en ciertos momentos, a fin de cuentas son bastantes más páginas que la anterior.

Por lo demás es una novela de lo más entretenida. Los personajes, que yang alabé cuando reseñé ‘Lo que acecha: Los dos guerreros íberos’ siguen desarrollándose y creciendo supeditados por una trama sólida que no decae en ningún momento.