Antes de empezar hago una aclaración sobre ‘Lo que acecha: Los dos guerres íberos’, de Samir Dabian Guerra y Rafael Muñoz. Esta novela se presentó al Premio Literario Amazon 2018, pero como han presentado la secuela a la presente edición y Samir me envió hace tiempo el primer libro para reseñarlo, me he dicho, pues reseño los dos al mismo tiempo con motivo del premio y listo. Sin más dilación, esto es ‘Lo que acecha: Los dos guerreros íberos’.

Sinopsis:  A Montero, un policía acosado por aterradoras pesadillas, le asignan la investigación del robo de una antigua reliquia en una mansión situada en el norte de Madrid. Sus pesquisas le llevarán a cruzarse con Xoel, un veterano mercenario con un oscuro pasado. Ambos descubrirán que fuerzas muy poderosas que se habían creído extintas han despertado de su letargo, y que sus objetivos ponen en juego la supervivencia misma de la humanidad.

Título: ‘Lo que acecha: Los dos guerres íberos’
Autor: Samir Dabian Guerra y Rafael Muñoz Molina
Páginas: 285 páginas
Opinión: 4/5
La verdad es que la lectura de ‘Lo que acecha: Los dos guerreros íberos’ me ha sorprendido bastante. Debo reconocer que no me llamaba mucho la atención cuando leí la sinopsis por primera vez, pues pensaba que estaría ante una novela puramente de fantasía y monstruos y los que me conocéis sabéis que no soy muy fan de ese tipo de novelas. Sin embargo, me he llevado una agradable sorpresa lectora al darme cuenta de que estaba ante una novela de policías, eso sí, con su toque de fantasía y hasta cierto punto de distopía que, la verdad, no le viene nada mal.

Uno de los grandes valores de ‘Lo que acecha’ es el background con el que cuentan los personajes principales, Montero y Xoel, un pasado rico y lleno de matices que ayuda a diseñar a dos personalidades la mar de interesantes. En mi opinión, es lo que hace que la novela sobresalga dentro del género y se nota bastante que los autores han estudiado y se han documentado para la ocasión. Y ya sabemos que una novela bien documentada es siempre sinónimo de éxito.

La mezcla de géneros y el ritmo trepidante de ‘Lo que acecha: Los dos guerreros íberos’, apoyado con un lenguaje que casi parece del tipo cinematográfico o publicitario, son otros valores en alza que merece la pena destacar. No hay ningún momento de parón y la verdad es que resulta realmente entretenida. Ya os digo que ha sido toda una sorpresa para una servidora.

La gran suerte es que las aventuras de Montero y Xoel no acaban en este ejemplar y mañana os podré contar qué me ha parecido su segunda aventura. ¡Estad atentos!