Y seguimos con las reseñas del Premio Literario Amazon 2019. Si ayer os hablé de los templarios de ‘Espadas de tiempo’, de Kaera Nox, hoy os hablo de una novela que dará mucho que hablar, siempre en el buen sentido por supuesto. ¿Queréis saber qué me ha parecido ‘Purgatorio’, con la que Albert Val se presenta al premio? ¡A seguir leyendo!

Sinopsis: Diez personas despiertan encerradas en una habitación sin saber cómo ni por qué están ahí. Sin embargo, pronto descubrirán que todos ellos son presos condenados a muerte y, más sorprendente todavía, que son los concursantes de un reality show del que desconocen las reglas, pero cuyo premio final es el mayor otorgado en la televisión: la libertad.

Título: ‘Purgatorio’
Autor: Alberto Val Calvo
Páginas: 220
Opinión: 5/5

Y aquí va otra de mis novelas favoritas de lo que va de concurso. ‘Purgatorio’, de Alberto Val Calvo se ha configurado como otra gran sorpresa del certamen, una que recomiendo a todo el mundo leer a la de ya.

No sé lo que me ha gustado más. La premisa del “Gran Hermano” con presos y criminales como protagonistas y el elemento de la libertad como mayor premio me ha resultado son cuanto menos interesantes y atractivas. El tema de este tipo de programas de televisión en la literatura son siempre aliciente de éxito, como sucedió con la trilogía de ‘Los juegos del hambre’. Pero aquí tenemos un componente más real y directo: presos que lucharán por su libertad.

Y si bien es cierto que la propuesta es arriesgada, ya que los protagonistas son presos y criminales, el lector consigue empatizar, de un modo u otro, con la gran mayoría de ellos y desear que logren su más ansiado premio. La construcción de personajes, con sus duras historias a cuestas, es otro de los grandes puntos a favor de esta novela que, en el fondo, es una llamada de atención al desenfreno televisivo y a la cultura del “todo vale” para entretener al espectador.

Sin duda, ‘Purgatorio’ os encantará como novela de suspense y thriller, pero también lo hará desde un punto de vista más profundo, ya que os hará meditar y pensar en esos contenidos que vemos a diario y que se mantienen a flote alimentados por grandes audiencias y, todo sea dicho, el morbo que todos y cada uno de nosotros podemos llegar a demandar. Os obligará a preguntaros, ¿somos culpables de la decadencia de la cultura en este país? Si tanto nos quejamos de la calidad televisiva, ¿no tenemos la culta por darle audiencia?

¡En fin, una lectura más que recomendada!