¡Feliz martes a todos! Hoy vamos con la reseña de una novela de nombre impronunciable, pero que ha sido toda una maravillosa sorpresa literaria. Vamos a ver qué me ha parecido ‘Dögunljósey: Vocabulario comparado de lo intraducible’, de G. G. Velasco, al que ya reseñé con ‘Lo que define a una llama’. Como adelanto os diré que…¡Lo ha vuelto a hacer!

Sinopsis: Lázaro Umbriel, un anciano ciego y enfermo, llega hasta el Ártico con la intención de alcanzar la isla de Dögunljósey y cumplir allí una misteriosa promesa, pero todo se complica cuando la ventisca lo deja aislado en mitad de la nada junto a su perro Sif.

A medida que una dimensión fantástica alternativa se despliega en torno a él, reclamándolo como una suerte de elegido con la misión de salvar el mundo, Lázaro recuerda los eventos que lo llevaron a perderlo todo, incluida la vista, tras su romance con la filóloga experta en vocabulario intraducible Jelena Tahirovic.

 

Título: ‘Dögunljósey: Vocabulario comparado de lo intraducible’
Autor: G. G. Velasco
Páginas: 334
Valoración: 5/5
Ya sabéis que ‘Lo que define una llama’ me fascinó y fue una de mis lecturas favoritas el año pasado. G. G. Velasco ha hecho lo que pensé que no sería posible, es decir, mejorar esa lectura y hacer que ‘Dögunljósey: Vocabulario comparado de lo intraducible’, se haya convertido en una de mis lecturas favoritas del 2019.

Vamos a empezar por algo básico a la par que atractivo y original. El título. El autor ha escogido una palabra que no tiene traducción al español y cuyo significado conseguiréis descifrar una vez os metáis de lleno en la historia de Lázaro. Por otro lado, sus cincuenta capítulos están nombrados con otras palabras que no tienen traducción alguna al español, pero al mismo tiempo poseen un valioso significado que ayuda a supeditar la trama. En ese sentido, G.G. Velasco ha creado como una especie de diccionario de términos reales que a la par parecen sacados de algún manual milenario de magia. Mis favoritos: cafuné y ollinia.

Por otra parte, creo que ‘Dögunljósey: Vocabulario comparado de lo intraducible’, tiene todas las papeletas para convertirse un ejemplo dentro del género fantástico. Ya hemos hablado de su estructura, pero es que la historia que narra es simplemente maravillosa, llena de matices y grandes aprendizajes. Narrada a dos voces, la novela derrocha ternura y sensibilidad a lo largo de todos y cada uno de sus capítulos. Lázaro Umbriel, nuestro protagonista, es uno de los personajes más enternecedores con los que me he topado desde que me dedico a las reseñas de la literatura indie. Tengo que decir que siento especial debilidad por los protagonistas de avanzada edad, pero Lázaro es también especial por todo lo que ha vivido, por todo lo que le mueve a vivir esta aventura en tierras lejanas. Un personaje muy al estilo de ‘El viejo y el mar’, de Ernest Hemingway.

La novela de G. G. Velasco es emocionante, triste, nostálgica, divertida y curiosa. Si bien pertenece al género fantástico, no estoy segura al mismo tiempo de que lo sea, pues cuenta muchas más cosas a un nivel de profundidad que os dejará pegados a la silla. Además, con esta lectura se cumple al cien por cien ese dicho de ‘nunca te irás a dormir sin aprender nada nuevo’. Todo en ‘Dögunljósey: Vocabulario comparado de lo intraducible’ es un puro aprendizaje, además de un extraordinario deleite literario.