¿Cómo lleváis el sábado? Por aquí en las tierras inglesas mucho frío, lluvia y desolación jeje. Pero bueno, hoy os traigo una reseña de una de esas novelas que os van a enganchar desde el primer momento. Esto es ‘Hasta el último segundo’, de Manuel Ostos Muñoz.

Sinopsis: Cuando Jack despertó en aquel claro del bosque, tras de la mejor noche de su vida, no sabía que todo, incluso su propia existencia, había cambiado para siempre.
Alguien destruyó sus sueños y borró la felicidad que acababa de encontrar junto a la chica que siempre amó, Stella Princeton. Lo que descubrirá después de aquella noche será algo más que un simple culpable.
En Paint Bridge, su ciudad natal, ya nada es lo que parece, y su valentía y su determinación serán imprescindibles para que pueda recuperar los recuerdos que desaparecieron de su mente. Solo esos recuerdos perdidos tienen la llave para conducirle hasta la terrible verdad; ¿Qué sucedió en el último año de su vida?
El amor, la amistad y el perdón guiarán sus pasos en una emocionante y paranormal aventura.

Título: ‘Hasta el último segundo’
Autor: Manuel Ostos Muñoz
Páginas: 298
Opinión: 5/5
Esta reseña me va a resultar muy sencilla de hacer y es que ‘Hasta el útimo segundo’ me ha encantado, fascinado, vuelto loca… vamos, que podría seguir echándole piropos toda la tarde.

Desde la página número uno, Manuel Ostos consigue introducir la intriga en el interior de los lectores y esa intriga consigue mantenerse hasta el final. Por otra parte, la novela es el resultado de un cóctel de géneros y subgéneros muy interesantes. Tenemos romance, aventura. misterio, alguna pincelada de terror psicológico. Y todos ellos funcionan a la perfección.

La prosa de Manuel es sublime, sobre todo a la hora de trasladar al lector a Paint Bridge y a las distintas atmósferas que la rodean. Me ha parecido una prosa muy similar a la de mi adorado John Connolly. Abro aquí un pequeño inciso, pues si no habéis tenido la oportunidad de leer su saga de novelas protagonizadas por el detective Charlie Parker, ya estáis tardando. Manuel hace algo muy similar a lo que hace John y es mantener el suspense de manera magistral por medio de personajes ricos, con matices y mucho background.

Por otra parte y enlazando con la prosa, Manuel consigue dotar a la novela de un valor casi audiovisual, pues el lector consigue visualizar lo que ocurre como una película todo gracias al uso de su lenguaje.

El personaje protagonista, Jack, es todo un acierto. Un personaje con lagunas y con la necesidad de resolver muchas incógnitas que consigue la conexión con el lector desde el primer momento.

La novela es muy entretenida y al finalizar dejará al lector con un extraño sabor de boca, ya que nos hará meditar en hasta qué punto afectan nuestros actos al devenir de los acontecimientos.

Una joyita, sin duda, que no podéis dejar de leer. Palabra de la Cazadora de Historias.