Vamos a por el jueves con una nueva reseña que me llega desde el otro lado del charco. Hoy os hablo de ‘Las mujeres muertas no lloran’, del escritor Danilo Luna. ¿Queréis saber que me ha parecido? ¡Pues a seguir leyendo!

Sinopsis: Durante años, Julieta Bravo ha sabido de la existencia de un peligroso equipo de asesinos de élite que opera desde México con objetivos en todo el mundo. Sus compañeros y superiores la toman por loca, pero cuando Selene Vega emprenda una trepidante jornada de venganza, la comandante Bravo entenderá que la organización es real y está más cerca de ella de lo que pensaba. Tras desobedecer una orden directa de su misterioso empleador, un hombre solo conocido como El Ruso, Vega fue atacada de forma salvaje por sus ex compañeros y dada por muerta. El gran error fue no asegurarse de que su corazón realmente hubiera dejado de latir. Quienes fallaron en acabar con ella pronto entenderán que no es buena idea despojar a una de las mujeres más mortíferas que existen de todo lo que es importante para ella, y la comandante Bravo aprenderá que las mujeres muertas no lloran.

Título: ‘Las mujeres muertas no lloran’.
Autor: Danilo Luna.
Páginas: 233
Opinión: 4/5

La novela ‘Las mujeres muertas no lloran’ es todo un acierto y un magnifico ejemplo de literatura, como a mí me gusta llamarla, cinematográfica. El frenetismo que se respira en la novela es realmente palpable y la rapidez y efectividad de sus capítulos recuerda a muchas escenas sacadas del cine de acción reciente.

Otro punto a favor de la novela de Danilo Luna son sus protagonistas. Por un lado tenemos a Selena, una vengativa asesina a sueldo y a Julieta, una agente de policía. Son el día y la noche, pero fuertes y valientes y son precisamente sus contrastes los que hacen de ellas personajes únicos. Cada una tiene sus motivos y razones bien fundamentadas para hacer lo que hacen y si bien sabemos que Selena es la “mala” de la historia, llegamos a empatizar mucho con ella desde el primer momento.

Como he mencionado en el párrafo anterior, destaca de ‘Las mujeres muertas no lloran’ ese frenetismo y acción sin límites. Esto se consigue gracias a la prosa directa de Danilo Luna, una prosa sin florituras que va a lo que va, lo que, dicho sea de paso, tampoco es malo. De hecho, en este caso funciona a la perfección.

Por otra parte, estamos ante una novela de acción y suspense que resulta original. El simple hecho de que viajemos a lo largo de la acción siguiendo los pasos de Selena, descubriendo qué motivos la llevan a hacer lo que hace… es un planteamiento original.

Es verdad que tanto frenetismo a veces me ha puesto un poco de los nervios, una pequeña pega para una gran novela. Estoy convencida de que pasaréis un gran rato persiguiendo a Selena por las calles de México.