Vamos hoy con una reseña fuera del Premio Literario Amazon y lo hacemos con una historia de esas que suben la temperatura. Vamos con ‘Maldito cuerpo traicionero’, de Nessa Rodriguez. ¿Queréis saber qué me ha parecido? ¡Pues a seguir leyendo!

Sinopsis: Es la historia de una mujer (Lina) y de como su pasado se interpone en su presente justo cuando todo iba más que bien. Por suerte, para ella, tiene el apoyo de su familia, amigos y obviamente no puede faltar ese “hombre” (Alex) para que mueva sus estándares. Es una historia llena de romance, suspenso, diversión y no puede faltar la tristeza, si no te hago pasar por todos esos estados, no he logrado mi acometido.

Título: ‘Maldito cuerpo traicionero’
Autor: Nessa Rodríguez
Páginas: 290
Opinión: 3,5/5

Ya sabéis que yo no soy muy fan de este tipo de literatura, pero siempre estoy abierta a leer obras como la de Nessa Rodríguez con el principal objetivo de descubrir esa historia que me haga cambiar de opinión. Y si bien es cierto que ‘Maldito cuerpo traicionero’ no ha sido esa novela que me ha hecho decir “guau”, sí que es cierto que la he disfrutado y me ha parecido una lectura entretenida.

Mi principal pega a ‘Maldito cuerpo traicionero’ es que se me ha quedado una historia demasiado plana y simple, cuando se podría haber profundizado algo más en los personajes. No obstante, entiendo el objetivo de este tipo de novelas y eso lo cumple con creces. Desde la primera página, el entretenimiento está asegurado y el estilo de Nessa es fresco y desenfadado, realmente disfrutable.

Una de las cosas que sí que me ha gustado mucho ha sido la manera que tiene la autora de crear diálogos interesantes y nada pesados. Sabéis que hay ocasiones que los diálogos pueden hacerse pesados y parecer como que están de relleno, pero en este caso, las interacciones entre los diferentes personajes son de lo más dinámicas y hasta cómicas. Ese es otro punto a favor, de Nessa y es que esa frescura en su estilo literario genera algún que otro momento que hará que al lector se le dibuje una sonrisa, una frescura que también traslada a sus personajes.

Me encantaría seguir leyendo a la autora, pues creo que ese estilo tan característico merece la pena ser explotado. En mi opinión, es una lástima que la historia haya quedado tan en la superficie, pero no es una mala novela, ni mucho menos. ¡Muy disfrutable y recomendable para leer en estas semanas de verano!