Reseña novel: En un templo de Chiang Mai, Paloma Caraballo

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

¡Buenos días! Hoy que ya me encuentro recuperada más o menos de mi super catarro, os traigo una nueva reseña de carácter novel. La gran ventaja que tiene estar enferma es que te pasas mucho tiempo en la cama, en mi caso, viendo películas y por supuesto, leyendo. Y la novela que os traigo hoy ha hecho mis delicias mientras he estado a base de diversos medicamentos y gastando paquetes de pañuelos. Con todos vosotros os presento ‘En un templo de Chiang Mai’, de la autora Paloma Caraballo
Debo decir que me ha parecido una lectora preciosa además de entretenida e interesante, ya que el contexto en el que está enmarcada siempre me ha parecido muy atractivo pero nunca he tenido la oportunidad de meterme de lleno de él. La historia de ‘En un templo de Chiang Mai’ nos lleva hasta Marc, un maestro de artes marciales cuya existencia, algo de por sí mermada por una serie de circunstancias que conoceréis si leéis el libro, se ve afectada por el fallecimiento de su madre, con la que nunca llegó realmente a conectar y con la que no tenía apenas relación. Lo peor del asunto o, lo mejor, según como se quiera mirar, es que Marc descubre que su madre tuvo otra hija, Carlota, una adorable niña de once años que entra en la vida del maestro de forma inesperada y que hará cambiar el rumbo de su vida para siempre. Con intención de conocerse mejor y sanar un poco sus heridas internas, Marc decide llevar a Carlota hasta los exóticos parajes de Tailandia y en concreto, al templo de Chiang Mai, un lugar en el que a base de meditación, silencio y lecturas sobre la vida y obra de Buda, las personas aprenden a sanar y a alcanzar un estado de felicidad único y maravilloso. 
Como digo, siempre me ha llamado la atención el mundo de Tailandia y sus templos, que, espero, algún día pueda visitar. Gracias a la novela de Paloma Caraballo he podido adentrarme un poco más en este exótico mundo y descubrir, porque no tenía ni idea, los principios y reglas que rigen el budismo. La verdad es que he aprendido muchas cosas y eso es siempre de agradecer.
 Lo mejor de ‘En un templo de Chiang Mai’ es la sensibilidad que transmiten todas y cada una de sus frases, además de la complejidad que desprenden los personajes de Marc y Carlota, cada uno portador de un dolor completamente distinto, un dolor plasmado a la perfección a través de los distintos diálogos y descripciones que la autora hace de la vorágine de sentimientos que tanto el adulto como la niña van experimentando a lo largo de las páginas del libro. 
Otro acierto de ‘En un templo de Chiang Mai’ es que me ha resultado una lectura bonita y relajante. No sé si ha sido por lo bien que está escrita o por la moral budista que desprende, pero el caso es que a medida que lo iba leyendo me he dado cuenta que me encontraba mucho más relajada que de costumbre. Por otro lado, como digo, la lectura de la novela de Paloma Caraballo es sumamente detallista, bonita y emotiva. No os miento cuando digo que en algún momento concreto se me han saltado las lágrimas.
Las descripciones que Paloma hace de los paisajes de Tailandia, en su mayoría concisas, consiguen transmitir al lector esa sensación de estar paseando por las calles y rincones de la ciudad, oler los aromas que desprenden los diferentes puestos de los mercados y estar viendo los vivos colores de las túnicas de los monjes. En ese sentido, lo que la autora consigue es un efecto que me ha recordado al que me produjo en su momento la lectura de ‘El perfume’, de Patrick Suskind
En otras palabras, os recomiendo mucho ‘En un templo de Chiang Mai’. Da gusto leer historias escritas con tanto amor y sensibilidad. Sus doscientas treinta páginas pasarán volando ante vuestros ojos y cuando lo terminéis os aseguro que os sentiréis de una forma distinta a como os encontrabais antes
Por cierto, que ‘En un templo de Chiang Mai’ ha sido una novela autopublicada y que podéis encontrar tanto en formato electrónico como en papel. 
Veredicto

Entrevista con Aida Cogollor, autora de ‘Atlante: más allá de las estrellas’

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Hace una semana aproximadamente os traje la reseña de ‘Atlante: más allá de las estrellas’, libro autopublicado por la escritora Aida Cogollor en la plataforma Amazon. Hoy me gustaría compartir con vosotros una entrevista que le he hecho a Aida en la que habla de sus influencias, el proceso que le gusta utilizar para escribir y una gran variedad de curiosidades. 
Aida Cogollor reside en Madrid y ha autopublicado ya cuatro novelas en Amazon. Es un no parar ya que para este año 2015 planea sacar unas cuantas obras más que una servidora se muere por leer y de las que iré hablando a medida que vayan saliendo. Os dejo ya sin más dilación con la entrevista a Aida Cogollor. 

1. ¿Cuándo supiste que querías ser escritora?
Desde niña he tenido mucha imaginación y escribía muchos cuentos, pero nunca me había planteado dedicarme profesionalmente a ello porque lo veía como un mundo inalcanzable. Hace unos años hice una apuesta con unas amigas para escribir una historia, les gustó mucho y al enterarme que Amazon daba la oportunidad de autopublicar, me animaron a que probara. Así nació Helena.
2. ¿Cuáles dirías que son tus máximas influencias?
Creo que no tengo una influencia específica de ningún autor. La verdad es que empecé con la romántica erótica porque la señora James nos abrió el camino con 50 Sombras, pero uno de los proyectos de este año es temática fantástica, Atlante es futurista… La influencia me viene un poco de todos los libros que he leído a lo largo de mi vida.
3. ¿Qué libros dirías que han marcado tu trayectoria?
Con los anteriores, ninguno. Pero Los Días Oscuros de Halea va a ser una novela que viene marcada por unos cuantos: El Señor de los Anillos, Narnia y los de una de mis escritoras favoritas, Laura Gallego.
4. ¿Sigues algún método organizativo a la hora de escribir o sobre la marcha?
Con los primeros no. Pero ahora sí que tengo mi cuaderno de apuntes y me voy organizando porque sería imposible si no.
5. ¿Cuánto tardas en escribir una novela?
Pues cada una de ellas ha ido a un ritmo diferente. Helena tardé un año en escribirla porque me lo tomé con calma al no tener previsto publicar. Henry tardé tres meses, Shooter dos y Atlante cuatro. Halea creo que me va a llevar todo un año. No tengo un tiempo exacto.
6. ¿Existe alguna parte del proceso de escritura que te resulte más tediosa o aburrida?
Cuando incluyes en el libro otro idioma, buscar significados me lleva mucho tiempo. Y las correcciones, son horrorosas.
7. ¿Qué te inspiró a la hora de escribir ‘Atlante: más allá de las estrellas’?
Soy una friki de la ciencia ficción y tenía ganas de intentarlo con una novela sobre esa temática pero aplicada a la romántica. Aunque jamás esperé que me saliera un libro así. Estoy muy, muy orgullosa de él.
8. ¿Si tuvieras que quedarte con uno de tus personajes cual sería?
De los femeninos le tengo un cariño especial a Emily. Y de los masculinos a Alfonso, es de todos ellos el más real, es mi super genio portadista y tiene la moto más bonita del mundo.
9. ¿Escribes sobre todo romántica erótica, te atreverías con otros géneros como el suspense o terror?
No lo sé, no me he planteado esos dos géneros nunca. He leído mucho terror, y me apasiona, pero creo que no estoy preparada para abordarlos, en un futuro no diría que no.
10. ¿Libro en papel o electrónico?
Estoy a favor de los dos. El electrónico ha sido todo un invento para las personas que leen en transporte público, y las que leen muchísimo y no se pueden permitir el lujo de comprar papel o bien por la economía o bien por espacio. Pero como el tacto de un libro en papel no hay nada.
Hasta aquí la entrevista con Aida Cogollor. A continuación os dejo los enlaces de sus distintas redes sociales:
Y os dejo también los enlaces a la página de Amazon en la que podéis encontrar disponibles el resto de sus novelas, en formato papel y electrónico.

Reseña novel: ‘Atlante: más allá de las estrellas’, Aida Cogollor

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Ya en su día anuncié que uno de los propósitos fundamentales del blog de La cazadora de historias era reseñar y promocionar a aquellos valientes autores noveles que han decidido dar el paso de escribir y, por supuesto, de publicar, lo que tiene todavía mucho más mérito en una época en la que el mercado editorial se encuentra saturado de ideas. Con mucha ilusión, hoy os traigo la primera de esas reseñas y espero de todo corazón que no sea la última. En este caso, quiero invitaros a que os abrochéis muy bien los cinturones porque vamos a viajar una galaxia muy lejana con ‘Atlante: más allá de las estrellas’, la cuarta novela de Aida Cogollor
Siendo completamente sincera, al saber que el argumento de ‘Atlante: más allá de las estrellas’ se situaba entre galaxias y espacios siderales, creí que no sería de mi agrado y que era mejor no leerlo por el simple hecho de que la ciencia ficción y la fantasía no son mis géneros favoritos, pero conociendo como conozco la obra de Aida, no pude resistirme y me hice con él. Y no me arrepiento de haberlo hecho.
Antes que nada tenéis que saber que Aida Cogollor, como muchos otros autores principiantes, ha publicado sus obras haciendo uso de lo que se conoce como autopublicación, una práctica cada vez más común entre escritores noveles y una alternativa más que satisfactoria para poder compartir las historias que surgen en sus cabezas con el resto del mundo sin la necesidad de contar con el apoyo y protección de un gran sello editorial. En el caso de Aida, tiene publicadas en Amazon otras tres novelas que se pueden adquirir en formato electrónico y papel. 
Como decía, después de haber leído sus tres primeras obras (‘Helena’, ‘Henry’ y ‘Shooter’), no pude resistirme a hacerme con un ejemplar electrónico de ‘Atlante: más allá de las estrellas’ porque, a pesar de que la ciencia ficción no es lo mío, sabía que Aida no iba a defraudar y que la lectura me iba a enganchar. Y vaya si lo ha hecho.
En ‘Atlante: más allá de las estrellas’ viajamos a un futuro en el que la Tierra y la raza humana han sido exterminados. Reah es una de las últimas que queda con vida y justo cuando está a punto de perecer, es rescatada y llevada a la lejana galaxia de Boreana, habitada por unos seres de aspecto similar a los humanos pero mucho más inteligentes que siempre han estado observando lo que acontecía en el planeta Tierra y estudiando a los seres humanos. Es entonces cuando todo lo que ella creía conocer del mundo, se vuelve patas arriba y cambia por completo
En primer lugar debo decir que el universo que Aida ha creado es simplemente increíble y ya solo por ese esfuerzo imaginativo ‘Atlante: más allá de las estrellas’ merece una lectura. En lo personal y también como escritora, encuentro muy difíciles los géneros de la ciencia ficción y la fantasía porque, siendo honestos, me parece sumamente complejo el crear universos nuevos y atípicos que resulten al mismo tiempo atractivos para los lectores. Lo he intentado tantas veces que ya he perdido la cuenta… Por eso, el que Aida haya creado Boreana, un cruce entre la Grecia más clásica y las ciudades más cosmopolitas, merece de primeras todos mis respetos. Su imaginación va más allá y opta por nombrar a los personajes haciendo uso del alfabeto griego: Alpha, Gamma, Phi, Epsylon, Beta…Un recurso original que se complementa a la perfección con ese contexto espacial y clásico que desprende cada página de la novela. 
La lectura de ‘Atlante: más allá de las estrellas’ es muy entretenida y rápida. Con dos partes claramente diferenciadas, mi favorita ha sido la segunda, cargada de grandes dosis de tensión y acción que, de nuevo, merecen todos mis elogios porque, si hay algo complicado a la hora de escribir una novela de estas características es saber transmitir al lector esas sensaciones de ahogo y terror. Aida lo consigue con frases cortas pero precisas y detalladas al mismo tiempo. ¡Casi me parecía estar recorriendo con Alpha los sinuosos pasillos de Cernia!
Como personajes principales, Alpha y Reah son perfectos. Reah, inocente pero con una gran fuerza interior se complementa a la perfección con Alpha, acosado por los fantasmas del pasado pero poseedor de una fuerza y determinación capaces de mover montañas. Los personajes secundarios están bien construidos, aunque me hubiera gustado más momentos entre Sigma y Phi. ¡No sé por qué, pero tengo debilidad por Sigma! Aida, si me estás leyendo… estos dos necesitan su propia novela. 
‘Atlante: más allá de las estrellas’ es, como casi todas las novelas de Aida Cogollor un grato entretenimiento que atrapará al lector desde la primera página hasta el final. ¿A qué estáis esperando para viajar a Boreana?
Veredicto