camino de santiago

Reseña novel de ‘La fraternidad del camino’, de Xabier Deop

Hacía mucho que no hacía una reseña de un autor novel, pero hoy estamos de suerte, ya que os traigo la obra de aventuras y suspense llamada ‘La fraternidad del camino’, del autor Xabier Deop. A lo mejor ya lo habéis supuesto, pero el camino se refiere nada más ni nada menos que al Camino de Santiago, una ruta que, según los entendidos en la materia e historiadores, está plagada de enigmas y misterios que pueden escapar a nuestra compresión.
El argumento de ‘La fraternidad del camino’ nos presenta al profesor Esnaola, un experto en lo que al Camino de Santiago respecta, que es contactado por Pedro, un antiguo policía local que tuvo que abandonar la profesión por culpa de un fatídico accidente y su esposa. El motivo por el que acuden al profesor es intrincado cuanto menos, pues Pedro descubre a través de un vídeo, que su madre, Olga, forma parte de lo que se conoce como La Fraternidad del Camino, una antigua orden templaria creada hace siete siglos que, temerosa de estar en peligro, decidió esconder a lo largo del Camino Francés una serie de documentos de vital importancia. La cosa se complica más cuando Olga desaparece, convirtiéndose Pedro en el único que puede hallar esos documentos. Y así, con la ayuda de Esnaola, comienza un trepidante viaje plagado de enigmas y misterios con el Camino de Santiago de fondo.

Para una amante de todo lo relacionado con la historia como una servidora, resultaba evidente que la novela iba a ser de mi agrado. Es más, creo que Xabier Deop ha conseguido crear una historia al más puro estilo Dan Brown, plagada de misterios y enigmas cuya resolución consigue atrapar al lector desde el primer instante.
Esta es una novela que tiene muchos factores a favor. En primer lugar tiene unos personajes muy bien definidos, con distintas motivaciones y personalidades que los hacen muy jugosos. Por otra parte, el ritmo, desde la primera página hasta la última no decae y cada capítulo supone una nueva sorpresa. Además, considero que el tema del Camino de Santiago no está del todo explotado y crear historias con él como telón de fondo da mucho juego, además de aportar un tanto de originalidad.
‘La fraternidad del camino’ es todo un acierto dentro del género de aventuras y suspense, pero va mucho más allá, ya que supone una gran lección de historia, arte y cultura. ¡Jamás pensé que el Camino guardara tantos secretos!
En cuanto a su autor, el vitoriano Xabier Deop es Profesor de Derecho en la Universidad Católica de Ávila y activo participante en múltiples organizaciones solidarias como Acnur, Acción contra el Hambre y Gesto por la Paz de Euskal Herria. De hecho, es necesario que sepáis que Xabier ha renunciado a todos los derechos de autor de su obra para donarlos a Bizitza Berria, una especie de Cáritas en el País Vasco.

Podéis haceros con ‘La fraternidad del camino’ en Amazon.

Para seguir a su autor:

https://www.facebook.com/xabier.deop.9

http://etapasdelcaminodesantiago.blogspot.com.es/

Veredicto
 
 

 

Reseña de ‘Sin retorno’, de Susana Rodríguez Lezaun

Aquellos y aquellas que seguís el blog sabréis que hace poco me regalaron la novela ‘Sin retorno’, de Susana Rodríguez Lezaun y que mis ganas por leerla eran bastantes. Pues bien, una vez la lectura ha finalizado debo decir que, como dicen en el inglés más británico, it hasn’t been my cup of tea (que me esperaba más, en otras palabras).
El argumento de ‘Sin retorno‘ tenía todos los ingredientes que más me gustan a la hora de escoger una novela: trama policíaca, asesinatos con motivos y símbolos ocultos, una historia de amor entre medias… De verdad, es que lo tenía todo y sin embargo, tengo la sensación de que todas esas partes de la novela, primero, han tardado mucho, mucho, mucho en desarrollarse y segundo, no lo han hecho de una manera natural barra sorprendente.
Vamos por partes y lo primero de todo es hablar de la trama de ‘Sin retorno’. Irene Ochoa se siente atrapada en un callejón sin salida cuyos muros se estrechan a medida que los abusos por parte de Marcos, su marido, se convierten en una rutina. No tiene más armas que su instinto de supervivencia. No hay otra opción: la vida de Marcos o la suya. La oportunidad se presenta un miércoles, cuando él llega más borracho de lo normal y, tras un par de tragos, se queda profundamente dormido. Horas más tarde, los bomberos y la policía investigan las causas del incendio que se ha cobrado la vida de Marcos. Todo ha salido según lo planeado, pero hay algo que Irene no puede controlar. Aquella misma noche en la que apenas empieza a saborear la libertad conoce al hombre que podría arrebatársela: el inspector David Vázquez, el encargado del caso. Empieza así una relación marcada por la pasión, el anhelo y el peligro. Mientras Pamplona sigue conmocionada por el accidente, el inspector Vázquez deberá resolver uno de los casos más escabrosos de su carrera: varios peregrinos del camino de Santiago han aparecido muertos en Roncesvalles, a solo unos kilómetros, y todo apunta a que ha sido obra de un asesino en serie.
Hasta ahí todo apunta a que lo que vamos a leer, la historia que se abre ante nosotros va a ser pura adrenalina y un no parar. A ver, vaya por delante que uno de los aspectos que más me llamaron la atención de la novela fue introducir el elemento del Camino de Santiago como parte de la trama de suspense. Creo que da mucho juego y la autora consigue exprimirlo al máximo, creando pasajes verdaderamente misteriosos y provocando que por la mente del lector pase la idea de pensarse dos veces eso de hacer El Camino. La prosa de Lezaun a la hora de recrear estas partes de la trama, por no decir toda en general, es digna de aplaudir. Posee una sensibilidad y una dimensión más allá de lo superficial que resulta muy bella a la hora de leer. Peeeeero eso no quita que la trama sufra de un par de males que, a mi juicio, le hacen un poquito de pupa.
En primer lugar, la acción tarda en arrancar bastante y eso es algo que en general, como lectora, me pone bastante de los nervios. Sí que es cierto que hay muchos palos y frentes a los que prestar atención, pero creo que no era necesario explayarse tanto en algunos puntos.
Por otra parte y uno de los aspectos que menos me han gustado ha sido la historia de amor entre el Inspector Vázquez e Irene Ochoa. ¡No me ha resultado nada creíble! Es decir, la fase previa al enamoramiento me ha parecido muy bonita, pero la fase posterior, en la que después de una noche ya se están diciendo lo mucho que se aman y que no pueden pasar el resto de la vida el uno sin el otro, me ha parecido totalmente cursi y empalagosa.
Tampoco me ha resultado sorprendente descubrir la identidad del asesino del camino. Mis sospechas apuntaban a ese personaje desde la mitad de la novela.
No obstante, si hay algo con lo que me quedo como nota positiva es, además de la prosa de la autora, con cómo ha sido capaz de delinear las dimensiones psicológicas de todos y cada uno de los personajes. Sus motivaciones, su pasado… todo en ellos resulta la mar de interesante y atractivo y de una forma u otra, todo ese batiburrillo encaja en el desarrollo de la novela de una forma magistral.
Veredicto