editorial

Entrevista a Alicia Padrón, autora de ‘Retorno a Roma’

Hoy vamos a charlar un poco con Alicia Padrón, autora de la novela ‘Retorno a Roma’, que tuve la oportunidad de reseñar hace algún tiempo. La publiqué en el antiguo blog y me he decidido a subirla de nuevo con el nuevo formato de la web. ¡Espero que os guste!

1. ¿Cómo comenzaste en la escritura?
Llevo escribiendo desde los catorce años. Siempre disfruté elaborando redacciones, poemas y cuentos cortos, la gran mayoría de ellos sobre temas históricos. Después la falta de tiempo me obligó a dejar en espera esa vocación. Cuando tenía cerca de treinta años y estaba más asentada profesionalmente entré en contacto con un grupo de amigas a las que les apasionaba la literatura, escribíamos historias cortas y disfrutábamos leyéndolas y debatiéndolas. A raíz de ello sentí la inquietud de narrar algo más elaborado sobre un tema que siempre me ha fascinado, que es la historia de Roma y en concreto el final de la república que estuvo determinado por el asesinato de Julio César. De todo ese recorrido ha surgido esta novela.

2. ¿Cuáles son los elementos principales de ‘Retorno a Roma’?

La novela combina tres ingredientes fundamentales: en primer lugar nos sumerge en la vida cotidiana de la Roma del siglo primero antes de Cristo, en segundo lugar nos transmite la creciente tensión que se va acumulando sobre la investigación de un magnicidio que acabaría condicionando el destino de la República romana y por último, describe la curiosa y compleja relación entre dos protagonistas, de orígenes muy distintos y con creencias diametralmente opuestas.

3. ¿Cuáles han sido tus influencias a la hora de escribir?
Resulta difícil resumir en un párrafo todos los escritores que me han marcado. Para destacar a unos pocos nombraré a Collen McCullough, Robert Graves, Santiago Posteguillo y aunque resulten aparentemente disonantes con respecto a los anteriores también debo mencionar a Isaac Asimov y a Jane Austen. Por supuesto para terminar no puedo olvidar a Julio César, Marco Tulio Cicerón, Herodoto y Tácito.

4. Si tuvieras que elegir algún libro de tu infancia/adolescencia/vida adulta, ¿cuál sería?
¿Sólo uno? Por favor déjame añadir alguno más. La serie de “El primer hombre de Roma” de Collen McCullough, “Yo Claudio” de Robert Graves y las dos trilogías sobre Publio Cornelio Escipión y sobre Trajano de Santiago Posteguillo. También me gusta mucho la ciencia ficción y la novela negra y existen muchas novelas de otros géneros que me han marcado.

5. ¿Qué libros has escrito?
He escrito poemas, cuentos y relatos cortos, la mayoría de ellos sobre la Roma y Grecia clásicas. Uno de ellos está incluido, en “Retorno a Roma”; un breve relato, titulado el “Mar” que resulta inspirador sobre la democracia y el Mediterráneo como nuestro mar de cultura compartida.

6. De los personajes que has creado, ¿con cuál te quedarías?
Resulta complicado contestar a esta pregunta porque todos los personajes de la antigüedad descritos en la novela son auténticos, así que no he creado ninguno. De los personajes reales que aparecen en la novela elegiría a Julio César, un personaje que ha fascinado a muchas generaciones a lo largo de los siglos. Su vida fue excepcionalmente intensa y destacó en campos muy variados, desde el político y militar hasta el literario y judicial. Como nota curiosa he de señalar que incluso el calendario que empleamos hoy en día fue implantado por él.

Adicionalmente su asesinato resultó tan sobrecogedor por su brutalidad, el lugar donde fue cometido y las personas implicadas que tuvo un impacto monumental en la sociedad de la época, en la evolución posterior de Roma y como consecuencia en la de toda la civilización occidental.
Independientemente de todo ello, como personaje histórico presentaba luces y sombras y resultaría difícil hacer un juicio moral sobre él desde una perspectiva actual.
El único personaje de la antigüedad creado por mí es Julia y siento una gran simpatía por ella. Julia tiene rasgos de algunas buenas amigas mías, por eso le tengo tanto cariño al personaje. Las dificultades que atraviesa y como se sobrepone a ellas, a pesar del dolor, creo que reflejan muy bien la vida cotidiana de muchas mujeres de hoy en día.

7. ¿A cuál no te gustaría conocer nunca?
A todos aquellos que no te hacen crecer como persona y que sacan lo peor de los demás.

8. ¿Qué tienes pensado seguir escribiendo?
Tengo mucho interés en analizar en más profundidad el personaje de Octavio, pero no quiero realizarlo como un libro de historia. Mi intención es, al igual que con Retorno a Roma, que el lector experimente aquella época viviéndola en primera persona como protagonista.

9. ¿Cómo crees que ayuda la autopublicación? ¿Crees que el sector editorial está saturado?
Siempre hay espacio para las buenas obras que cautiven y sepan inspirar a los demás. Sobre la autopublicación yo creo que puede ser muy recomendable si un autor está sinceramente apasionado por su obra y cree en ella.

10. Además de escribir, ¿qué otras cosas haces en tu tiempo libre?
Soy una persona con inquietudes muy dispares, o quizás sea más preciso decir que me interesa casi todo y tengo la firma creencia de que todo lo que se aprende siempre enriquece. Además de la literatura me encanta la música, hacer deporte, disfrutar de mi familia y amigos y los viajes a lugares perdidos que tengan un trasfondo histórico apasionante.

11. Si pudieras viajar al pasado y conocer a un personaje, ¿cuál sería?
¿Me vas a hacer elegir sólo a uno? Que difícil lo pones. Por supuesto a Julio César y también creo que Jesús de Nazaret es uno de los personajes históricos más fascinantes e interesantes que hayan existido. Luchó contra todos los valores dominantes establecidos, que estaban basados en la ley del más fuerte, y sin el empleo de la violencia revolucionó el mundo. Lamentablemente mucho de lo que posteriormente se hizo en su nombre no tiene nada que ver con el mensaje que él pretendía transmitir.

12. ¿Qué te ha aportado Retorno a Roma?
Escribir este libro me ha hecho darme cuenta de que siempre vivimos entre el pasado y el futuro y a veces nos olvidamos del presente. Pensamos que no se puede cambiar, pero nuestro destino está en nuestras manos. Con esfuerzo, perseverancia y pasión todo es posible y viviremos la vida intensamente. Aunque en un momento concreto nuestros sueños no se cumplan hay que creer que con paciencia, esfuerzo y perseverancia podremos llevarlos a cabo. Convirtamos los pensamientos negativos en positivos, no tengamos miedo de asumir riesgos razonables para sacar lo mejor de nosotros mismos y comprobemos cómo cambia la perspectiva de nuestra vida. A mí, me ha funcionado.

14. ¿Qué le dirías a un lector que duda si leer “Retorno a Roma”?
Que después de leer el libro cualquiera considerará que le ha aportado algo interesante. Como mínimo le resultará ágil, original y entretenido y además, casi sin pretenderlo, podrá vivir y conocer en profundidad de forma amena una época histórica apasionante que determinó el presente que vivimos hoy en día. En varios momentos de la historia resulta muy curioso y sorprendente comprobar que muchas de nuestras tradiciones y costumbres actuales se iniciaron hace más de dos mil años. Un reflejo muy bueno de esto es una cita de Cicerón que se comenta en el libro: “No conocer lo que ha sucedido antes de nosotros es como seguir siendo niños”.

Reseña de ‘Malévola y lujuriosa’, de Hipólito Sánchez

Hoy os traigo la reseña de ‘Malévola y lujuriosa’, de Hipólito Sánchez, libro que, debo reconocer, me provocaba un cierto rechazo al principio pero que, al final he terminado y he disfrutado.
Hipólito Sánche es un escritor madrileño, Licenciado en la especialidad de Prehistoria por la Universidad Complutense de Madrid y autor de otras tres novelas de ámbito nacional: ‘Oportunity’, ‘Mi Amigo Thomas’ e ‘Interitum Mundi’. Es además colaborador habitual como columnista en prensa escrita y programas de radio. Con esta nueva novela explora temas muy distintos, como la violencia y el sexo.
Sinopsis: Nancy, una ama de llaves de mediana edad, entrará a formar parte del servicio doméstico de una de las familias de mayor poder económico del Reino Unido y del planeta. Allí, será testigo del nacimiento de uno de los seres más tenebroso, lascivo y con la mente más perturbada del siglo XXl. Una vorágine de caos, terror y depravaciones sexuales, se desencadenarán con consecuencias nefastas para sus protagonistas.
Opinión
En primer lugar, tengo que decir que ‘Malévola y lujuriosa’ no es sencilla de leer, pues en ciertos momentos resulta de lo más brutal. Pero eso no quiere decir que sea una mala novela, todo lo contrario ya que el resultado final es de lo más adictivo. Sí, estamos ante un relato crudo, sin trabas ni florituras, una representación de lo que puede llegar a ser la depravación del ser humano en su máximo esplendor, pero es casi imposible dejar de leer.
Creo que es la primera vez que rechazo tanto un personaje y a la vez, deseo tanto seguir leyendo más de él y en ese sentido, el mérito del autor es más que notable. A pesar de que son los más interesantes, nunca resulta fácil diseñar personajes que tengan el papel de villanos y más complicado todavía es crearlos y conseguir esa dualidad de sensaciones en el lector. Rechazo y deseo por saber más. Esta sensación solo me había pasado una vez y fue con la Amy Dunne de ‘Perdida’, de Gillian Flynn. Odiaba a esa protagonista por lo fría y calculadora que era, pero por otro lado, me declaré su fan. Y algo similar ocurre con este ser tan depravado, sediento de sangre y sexo. El mérito reside precisamente en crear un personaje tan truculento, sin trampa ni cartón. Probablemente esa crudeza es necesaria para entender cómo funciona la mente de un psicópata.
Como digo, la brutalidad a veces es algo bueno. Estamos acostumbrados a leer con florituras, a creernos mundos perfectos y en este caso estamos ante todo lo contrario. Estamos ante un ejemplo de lo que puede ser la maldad en estado puro y eso es tan real como la vida misma.
Al mismo tiempo, la trama es de lo más adictiva y la prosa de Hipólito Sánchez es directa y efectiva, justo como debe ser para una novela de estas características. Con ciertos momentos en los que el estómago se me ha encogido de tensión, como podría sucederme viendo cualquier película de suspense o thriller, recomiendo la lectura de ‘Malévola y lujuriosa’ por esa crudeza y frenetismo que emanan de sus páginas.
Si tuviera que ponerle alguna pega sería que yo, que soy una persona muy sensible e impresionable, he tenido momentos en los que he tenido que detener la lectura para tomar aire y seguir leyendo.
Estoy convencida de que a los amantes del género thriller, suspense y porqué no, erotismo, os va a gustar mucho.
Podéis comprar la novela en los siguientes enlaces: