Tras la resaca de la Navidad vamos con una nueva reseña. En este caso vengo a hablaros de ‘El don de Rachel’, del autor A.J. García, que fue tan amable de enviarme la novela desde México. ¿Queréis saber qué me ha parecido? ¡Seguid leyendo!

Sinopsis: Rachel es una niña traviesa y curiosa, investiga y se escabulle en una casa que apenas conoce y que está llena de secretos. Ella ha regresado a su hogar bajo la custodia de su padre después de ocho años de ausencia y tras haber escapado misteriosamente con su madre, cuando aún era muy pequeña.
En medio de una Inglaterra en reconstrucción después de la Segunda Guerra, muchas son las preguntas que rodean a la pequeña cuestionando su verdadera identidad. Sin embargo, hay una situación que hace pensar a su padre que la niña que acogió de vuelta en su casa es realmente su hija: la extraña habilidad relacionada con la muerte y que también manifestaba su desaparecida esposa, algo que él siempre creyó que se trataba de una terrible y enfermiza condición mental, ahora podría terminar salvándoles la vida.

Título: El don de Rachel
Autor: A. J. García
Páginas: 524
Valoración: 4/5

La lectura de ‘El don de Rachel’, de A.J. García ha resultado entretenida. A pesar de su extensa longitud, un factor que me hizo dudar al principio, he terminado disfrutando de la trama que rodea a la misteriosa Rachel.

En primer lugar, si hay algo que me ha llamado la atención y que me ha mantenido en vilo hasta el final ha sido el halo de misterio y sospecha que envuelve a la historia. Creo que ha sido además un acierto por parte de A.J. García ambientar la novela en los tiempos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, ya que el propio contexto ayuda a generar esa atmósfera de incertidumbre que tanto me ha gustado.

El elemento sobrenatural (el don que da nombre a la novela y del que tampoco puedo hablar mucho) es también otro gran acierto y es el que realmente hace que la novela evolucione hacia algo grande y original. Sin ese elemento, la historia de Rachel quizá podría haber quedado muy estereotipada y muy similar a algunas telenovelas o películas típicas de la sobremesa de los domingos de Antena 3, pero gracias a la parte “paranormal”, la lectura es realmente interesante.

Los personajes están bien trabajados y resultan igual de interesantes que la propia trama. Me encanta la sensación que algunos de ellos generan en el lector, la sensación de que tienen más caras que las que muestran. Destaca el de la protagonista, Rachel, inocente y misteriosa  a partes iguales.

No obstante, la novela no ha sido redonda por una simple razón y es la extensión de la misma. Creo que reduciendo un poco las páginas y acelerando la trama en algunos puntos habría sido una obra maestra dentro del género. Pero…¡Un 4 de 5 tampoco está nada mal!